Como regla se debe tener en cuenta , en momento de la construcción de una instalación productiva, los diferentes controles de ingeniería para el acotar la emisión de los contaminantes químicos. Todos los sistemas y sus componentes deben estar diseñados de manera tal que los contaminantes generados se mantengan por debajo de los límites de concentración establecidos por la legislación vigente.

Para el control de los contaminantes o eliminación de los mismos se puede trabajar sobre tres partes del proceso:

Fuente de generación del contaminante: tiene por objeto impedir la formación del mismo, o en caso de que esto no sea posible, evitar el paso hacia la atmósfera del puesto de trabajo.

Medio ambiente o de difusión: consiste en evitar que el contaminante ya generado se extienda por la atmósfera y alcance niveles de concentración peligrosos para el personal expuesto.

Receptor u operario: tiene por finalidad proteger al operario para que el contaminante en cuestión no penetre en el organismo del mismo.

Sobre el foco se puede actuar de las siguientes maneras:

  • Diseño de proceso, teniendo en cuenta los riesgos higiénicos.
  • Sustitución del producto.
  • Modificación del proceso o método de trabajo.
  • Encerramiento del proceso.
  • Aislamiento del proceso.
  • Utilización de métodos húmedos.
  • Correcto mantenimiento y limpieza.
  • Extracción localizada.

Sobre el medio se puede actuar por:

  • Limpieza.
  • Ventilación general.
  • Aumento de la distancia entre el emisor y el receptor.
  • Sistemas de alarma.

Sobre el operario puede actuarse por:

  • Formación y capacitación del personal.
  • Disminución de los tiempos de exposición a través de la rotación de personal.
  • Encerramiento del operario.
  • Equipos de protección personal.
  • Higiene personal.

Para poder entender mejorar en que consiste cada método se detalla a continuación una breve explicación de los mismos:

Diseño del proceso

Es muy importante que durante el proyecto del puesto de trabajo o proceso se tengan en cuenta los riesgo higiénicos que puede general el proceso en cuestión. El objeto de esto no es sólo realizar un correcto diseño del proceso sino considerar los instrumentos y maquinarias necesarias para llevarlo a cabo.

Sustitución de productos

La sustitución de la sustancia tóxica por otra de menor toxicidad, es un método sencillo y práctico de reducir el riesgo. Por ejemplo se pude sustituir pinturas que contengan pigmentos de plomo por otras pinturas que tengan pigmentos de metales menos tóxicos.

También se puede tener en cuenta una cambio en las condiciones físicas de la materias primas para eliminar peligrosos para la salud, por ejemplo la manipulación de materiales en forma de briqueta produce menos polvo que el mismo material en forma granulométrica irregular.

Modificación del proceso

Hay trabajos en los cuales se puede modificar el proceso sin cambiar el resultado de la operación logrando variar las condiciones de trabajo. Otro ejemplo es sustituir el pintado por rociado electroestático automático por la pintura por soplete.

Aislamiento

Algunos procesos pueden ser aislado de los operarios cercanos. El aislamiento puede efectuarse mediante una barrera física de forma que el operario no tenga que estar en las cercanías del foco, salvo por cortos períodos. Ejemplos de este método son las operaciones de arenado. Otros sistemas es el aislamiento total que puede conseguirse por mecanización o automatización. El aislamiento no solo reduce el número de trabajadores expuestos sino que simplifica mucho lo procedimientos de control necesarios.

Métodos húmedos

Las concentraciones de polvos peligrosos pueden ser reducidas por la aplicación de agua o cualquier otro líquido sobre la fuente que genera el polvo. Este método se utiliza humedeciendo los elementos abrasivos, las superficies antes de tratarlas o mojando la zona de contacto en forma continua. Ejemplos de este tipo de método se da en lo proceso de rectificado, torneado y tareas de mecanizado en general.

Sistemas de alarma

La instalación de medidores directos de contaminantes y la conexión a un sistema de alarmas pueden ser útiles próximas a las zonas peligrosas donde se trabaje con productos altamente tóxicos.

Limpieza

La limpieza del puesto de trabajo es primordial para el control de los contaminantes. El polvo acumulado en el puesto de trabajo puede volver a la atmósfera, debido a choque o corrientes de aire y por lo tanto debe ser eliminado antes de que esto pase. Lo mismo ocurre con el vertido en el suelo de solventes cerca de la máquinas, la acumulación de trapos impregnados en el puesto de trabajo, equipos que pierdan o goteen líquidos peligrosos o recipientes abiertos. Estos originan concentraciones innecesarias de estos productos en el microclima laboral. No es posible lograr un buen control de lo contaminantes si la limpieza y el mantenimiento no son adecuados. Los procedimientos de limpieza de instalaciones y equipos deben ser húmedos o por aspiración, nunca sopleteando con aire comprimido.

Formación y capacitación del personal expuesto

Es importante que el personal expuesto conozca los diferentes riesgos presentes en su puesto de trabajo. Además deben conocer el manejo y mantenimiento al que deben ser sometidos los diferentes elementos de control para minimizar lo más posible la exposición. Se debe además instruirlos sobre los métodos de trabajo más seguro para realizar la tarea.

Disminución del tiempo de exposición a través de la rotación del personal

Este método se base en la disminución del tiempo de exposición, parámetro importante a la hora de evaluar el riesgo higiénico de aparición de efectos crónicos sobre el organismo. Estos efectos se dan en función de la dosis recibida pro el trabajador que se determina por la concentración del contaminante y el tiempo de exposición. La rotación de personal consiste en apartar temporariamente del puesto de trabajo al operario expuesto dándole otras tareas y establecido una rotación con diferentes operarios.

Encerramiento del trabajador

Este método se aplica cuando el volumen o características no puede encerrarse el proceso por lo que debe aislarse al operario junto con el foco contaminantes en cabinas o zonas  especiales. Este es el caso de las cabinas de pintura o de arenado.

Higiene personal

El personal expuesto debe disponer de instalaciones adecuada para sus necesidad de aseo personal, una vez finalizado su trabajo. El operario debe optar prácticas de aseo personal en forma constante de modo de evitar la transmisión  del contaminante a otros ámbitos donde él se desarrolla. Debe estar prohibido comer y beber donde se manipulan sustancias tóxicas que puedan contaminar los alimentos.

Anuncios